• Determina cuánto vas a invertir.

  • Planifica tu inversión y flujo económico en función del proceso de la obra.

  • Encuentra, si no lo tienes, el terreno más adecuado (orientación, servicios, uso del suelo aprobado, geotecnia del suelo, status legal, etc).

  • Realiza un proyecto completo, aunque lo hagas por etapas.

  • Revisa que tu proyecto cubra todas tus necesidades y requisitos.

  • Presupuesta tu proyecto y obra.

  • Cuidado si te condicionan o "regalan" el proyecto si das la obra.

  • Ten físicamente los permisos y requisitos legales necesarios antes de construir. Asesórate con nosotros.